Inmobiliaria

1 de cada 5 personas valora el ahorro energético de la vivienda antes de adquirirla

  • Estudio demuestra que la eficiencia energética se consolida cada vez más entre los cotizantes como una ventaja en términos de ahorro.
  • Expertos coinciden que el posicionamiento de la calificación o rendimiento energético en la decisión del consumidor ha sido un proceso gradual.

Ya no es solo la terraza o la orientación… Poco a poco los chilenos se interesan más en el consumo energético de una vivienda antes de decidirse a comprar. Es lo que reveló un estudio que realizó Inmobiliaria Urbes entre potenciales clientes, el cual arrojó que un 20% de las personas preferirían comprar una propiedad que cuenta con una mayor eficiencia energética en su construcción.

“El porqué de este interés es fácil de entender: cuanto más eficiente es una construcción, menor es su gasto energético. De hecho, 1 de cada 5 personas sobre 35 años manifestó que estaría dispuesta a pagar un costo mayor por la propiedad considerando que lo recuperará gracias al ahorro en el consumo energético. En el segmento menor a 35 años, el resultado fue 1 de cada 6 personas, lo que atribuimos a la capacidad financiera de los cotizantes más jóvenes”, sostiene Loreto Malig, gerente de Marketing de Urbes.

La ejecutiva concluye que el mercado está experimentando un cambio en el comportamiento de compra. “Hasta hace 5 años, la eficiencia energética era un factor subestimado por la oferta y demanda de viviendas, pero hoy nos enfrentamos a muchos desarrolladores que han hecho de la sostenibilidad un factor diferencial y, por otro lado, a un consumidor cada vez más informado y exigente, no solo en los segmentos altos, también en los segmentos medios”, analiza Loreto Malig.

Isabel Letelier, gerente de Operaciones de Inmobiliaria Insta, coincide con el diagnóstico, poniendo como ejemplo un proyecto que actualmente desarrollan en la comuna de La Cisterna y que ha sido construido con un alto estándar de eficiencia energética, que le permite reducir en un 40% en consumo energético en la climatización de los departamentos. “Nuestra experiencia con el edificio Era es que el ahorro energético ha sido un factor determinante en la decisión de compra. Mientras la competencia en el mismo sector tiene una velocidad de venta de 7 unidades promedio al mes, nosotros estamos vendiendo 11 unidades al mes, gatillado principalmente por la ventaja de la eficiencia energética, porque el comprador está entendiendo que se transforma en un ahorro concreto”, sostiene.

Por su parte, Roberto Urzúa, director en el Instituto Passivhaus Chile, añade que ha sido un proceso gradual porque no solo involucra a la industria en sí misma, sino también educar al consumidor e instalar la ventaja de la eficiencia energética en sus prioridades de compra, tal como hoy lo considera al momento de adquirir un auto o un electrodoméstico. “En eso han jugado un papel muy importante la Calificación Energética de Viviendas (CEV) del MINVU y los demás estándares internacionales que impulsan las Edificaciones de Consumo Casi Nulo de Energía”.

“Nuestra proyección es que, en los próximos años, pasará de tener un rol secundario a uno más protagónico, traduciéndose al final del camino en una mayor plusvalía del activo”, finaliza el experto.

 

Comentarios

About the author

Equipo de Prensa

experto en SEO, aficionado a la ciencia y poesía, amante de la buena comida, actualmente es socio de www.maadchile.cl