Tecnología

Innovadora alternativa a las franquicias busca posicionarse en el mundo del corretaje inmobiliario

handshake isolated on business background

Adhiriéndose al concepto de Comercio Justo, esta modalidad creada en Chile logra evitar los problemas más comunes de una franquicia, sin perder sus más importantes beneficios.

Estudios indican que en Chile y el mundo el 80% de los emprendimientos individuales fracasa en los dos primeros años, arrastrando consigo sueños y ahorros. Esto no necesariamente porque una idea sea mala, sino porque algo en la cadena del proceso del negocio suele fallar, ya sea por desconocimiento o debilidades propias.

Una de las grandes ventajas de invertir en una franquicia, al ser un modelo replicable y establecido, es que por un cierto monto te entregan un modelo de negocios probado, poder usar una marca conocida y montar un negocio asociado a esa imagen.

Sin embargo, sabido que esto trae consigo algunas desventajas que inhiben el correcto desarrollo de un negocio, como son las utilidades controladas, el pesado cumplimiento de compromisos por parte del franquiciador, la imposición de un modelo en su totalidad impidiendo la innovación y que si uno se retira el aporte hecho por el aporte queda en la marca.

Ante esto, un grupo de emprendedores chilenos crearon Habiter Chile, empresa de corretaje de propiedades que propone un nuevo modelo de negocios llamado S.U.P.E.E.R (Sistema Unificado Participativo Eficiente Etico y Responsable). Adhiriéndose al concepto de Comercio Justo, este sistema, sin ser una franquicia, mantiene sus mejores ventajas y conserva la independencia de cada una de las empresas socias de Habiter.

“Nos caracterizamos por hacer que cada oficina de Habiter sea independiente, pero unificando la marca y forma de hacer negocios. Con ello aprovechamos la sinergia de participar entre todos con objetivos comunes, logrando eficiencia en costos y ventas, manteniendo el foco en la ética a todo nivel y siendo responsable con el desarrollo y desempeño de cada uno de los clientes, proveedores, agentes y socios”, explica Marcelo Nario, Socio gerente de Habiter Chile.

Otras ventajas adicionales del modelo, explican, es que cada oficina se convierte en socia y dueña de un porcentaje de la matriz Habiter Chile, teniendo derecho a voz y voto en la toma de decisiones operacionales, proyectos de inversión, crecimiento y eventualmente en el reparto de utilidades. “Queremos enfocarnos en socios que aporten un 90% de trabajo y un 10% de inversión”, asegura Nario.

“Los nuevos socios, al entrar, reciben coaching personalizado por parte los mismos socios más experimentados, lo que mejora las probabilidades de éxito. Creemos que la suma de los éxitos particulares incrementa el éxito de la red. Así, nuestros agentes están capacitados para asesorar a los clientes en todas sus operaciones inmobiliarias de compra, venta y arriendo de sus propiedades y de acompañarlos desde el principio hasta el final en todo el proceso”, agrega.

Actualmente la red está presente desde Santiago a Temuco, con dos oficinas en Santiago y tres en regiones y en plena expansión.