Leyes

Cinco servicios que debes exigirle a tu corredor si administra tu propiedad para no ser engañado

Es un trabajo muy intenso el gestionar el arriendo de una propiedad, pero tras esto hay una labor de administración que se debe seguir haciendo, y que pagamos mes a mes por ello. Cobrar el importe mensual, administrar este pago, garantizar pago de daños y reparaciones post arriendo, reaccionar ante casos de no pago y entregar informar de gestión, son algunas de estas tareas.

Algunos propietarios delegan el trabajo de lidiar con el alquiler a familiares o amigos. Pero administrar los arriendos, supervisar a los contratistas para las reparaciones durante el día de trabajo, responder a las llamadas de emergencia a medianoche o atender las quejas de los inquilinos, a menudo implica más tiempo, atención y experiencia de la que puedes brindar.

Es por eso que muchos inversionistas recurren a un corredor de propiedades, los cuales cobran un monto mensual, por la administración del arriendo pactado, además de otras tareas que muchos propietarios no están exigiendo.

“La gestión adecuada de tu propiedad de inversión requiere un enfoque proactivo, no reactivo. Los corredores de propiedades profesionales pueden proporcionar a tu propiedad la atención que se merece. Tienen la experiencia para anticipar cualquier problema potencial y conocimiento del mercado para reducir los tiempos de vacantes. Esto no solo te ayudará a reducir los gastos y posiblemente a aumentar los ingresos, sino que también te dará tranquilidad”, explica Manuel Maneiro, gerente general de Capitalizarme Rent.

Pero cuál es el rol de este corredor. Desde la recaudación de la renta, el arrendamiento y el mantenimiento hasta cuestiones de contabilidad y debida diligencia, el administrador de la propiedad correcto hará una gran diferencia en la forma en que se mantiene y aprecia tu propiedad a lo largo del tiempo.

Es por eso que, al momento de contratarlo y tras realizar la gestión, el propietario debe exigir:

Búsqueda del arrendatario y gestión inicial: El corredor se preocupará de encontrar al arrendatario correcto, verificando sus antecedentes y entregándole éstos al dueño de la propiedad. También se encargará del cobro del mes de garantía y primer mes de arriendo, y se ocupará de que la vacancia sea la menor posible

Garantizar pago de daños y reparaciones post arriendo: Si hay daños en el inmueble el arrendatario debería pagarlos. No existen seguros por deterioros ni daños en las coberturas en la póliza de Seguro de Arriendo, ya que para esto se cobra el mes de garantía. Una tarea del corredor de propiedades, será la de liquidar gastos comunes, cuentas y posibles daños una vez que el arrendatario haya dejado el inmueble.

Casos de no pago: Si el arrendatario no paga el día que corresponde, se le notifica mediante correo electrónico y/o llamada telefónica al cabo de 2-3 días de atraso. Si al 5to día aún no existe respuesta, se envía carta certificada. Esta tarea también es del Corredor de propiedades y deberá realizarla cada vez que esto ocurra.

Problemas de mantenimiento del inmueble: Si éstos se presentaran, el corredor deberá ser el puente entre el arrendatario y el dueño de la vivienda, para que estas reparaciones se realicen. Además de conseguir los maestros, agilizar el trabajo y luego, ver los cobros de los servicios de los encargados de las reparaciones.  

Entrega de informes de gestión: Periódicamente, se deben entregar informes de gestión, detallando problemas que se hayan presentado, cómo éstos se solucionaron, dineros recibidos, dineros gastados, atrasos si es que los hubo, daños al inmueble, multas cursadas, etc.

Para esto existe Capitalizarme Rent, quienes cuentan hoy con corredores profesionales, y tienen la administración de más de 600 departamentos, realizando ésta de manera eficiente y rápida (9 días promedio desde que toman el departamento). De esta forma, se genera una red de corredores y portales inmobiliarios que ayudan a conseguir a los prospectos ideales.