Inmobiliaria

El bicicletero como parte del mejoramiento de la infraestructura urbana

Los números de la bicicleta en Chile no dejan de asombrar. Su uso se aumenta a pasos agigantados. El pedaleo está siendo parte de la vida urbana capitalina, formando parte de un proceso de concientización con el medio ambiente de la propia salud.

En 2016, la primera encuesta verde llevada a cabo por la Intendencia de Santiago, mostró que un 50 % de los encuestados dejó de utilizar el transporte público y un 13 % ya no ocupa el automóvil gracias a la instalación del sistema de bicicletas y bicicleteros públicos.

Al 2017, Santiago es dueño de 230 kilómetros de ciclovías y los viajes en este medio de transporte de dos ruedas ascienden al 70 %, con un millón de viajes diarios.

Año a año se van construyendo más kilómetros de ciclovías, lo que fomenta aún más esta actividad, que tiene un mundo de conocimientos y productos girando en torno ella.

No obstante, aún falta mucho por avanzar en esta materia. Si bien es cierto que ya se sabe latamente respecto de los beneficios para la salud que significa la acción de andar en bicicleta. Poco se sabe aún respecto de los cambios estructurales que se han estado viviendo en Santiago para poder tener en resguardo a la tan querida bicicleta.

Y es que dentro de las medidas que se han ido implementando en conjunto con la instalación de ciclovías, además de educación víal, tienen relación también con la postura de una enorme cantidad de bicicleteros.

De esta forma se puede decir que la ciudad ha ido creciendo en variados aspectos, tomando en cuenta un medio de transporte tan popular como es el caso de la bicicleta. Dentro de este punto destaca que de a poco se ha ido solucionando el tema de falta de infraestructura, una de las quejas más comunes por parte de los ciclistas hasta hace unos años.

¿Y la infraestructura más específica?

Por último, cabe mencionar que el mismo estudio manifestó que alrededor de 1.441 edificios cuentan con estacionamientos para bicicletas.

En líneas generales, según el mismo estudio, los edificios más proclives a contar con este equipamiento, son recintos educacionales (colegios y universidades), clínicas y condominios residenciales.

Asimismo, quienes reconocen que  contar con bicicleteros en sus estructuras, dicen también que es necesario ampliar su capacidad.

Lo que se persigue con ello es que conducir en dos ruedas sea realmente un   beneficio en todo aspecto para la persona.

Si quieres comprar un bicicletero, puedes cotizar en Saveline.

 

 

About the author

César Martínez

experto en SEO, aficionado a la ciencia y poesía, amante de la buena comida, actualmente es socio de www.maadchile.cl