Administracion de Edificios

Certificación de ascensores para prevenir accidentes

No debería ocurrir pero no es poco frecuente saber de accidentes por descuido, porque no se realizó un trámite o por la no realización de una mantención. Muy por el contrario en materia de transporte vertical son situaciones fuera de lo normal pero que de igual forma pueden acontecer.

Los técnicos suelen decir que se está más seguro dentro del ascensor que afuera de ellos en determinas circunstancias. En este sentido, la tecnología es de suma ayuda en muy distintas áreas pero requiere de cuidado para garantizar su funcionamiento y duración.

Que funciones correctamente, es decir que suban o bajen para donde se les indica en el tablero y en un tiempo prudente es lo que se espera del transporte vertical. Es lo que se espera del transporte vertical.

No obstante cuando estas desgracias suceden es que se suele a recurrir a excusas que solo agravan la falta. Y muchas veces nunca se sabe porque pasaron estas cosas. Pero con prevención se pueden evitar, siendo menester una certificación de ascensores periódica para tales efectos.

Hace unos días atrás se supo del desplome de dos ascensores en Las Condes que se produjo aparentemente por fatiga de material. Estos son accidentes que nadie quiere que se den pero que por negligencia pueden pasar. Una certificación de ascensores puede servir para su prevención.

No debiera ser un tema pero lo es porque es frecuente ver ascensores lentos o que se les ha cortado por estar en mal estado.

Cabe mencionar que cada falla merece una atención personalizada y profesional, siendo CDEACH garantía de ello.

Con todo hay que resumir que esta acción es válida tanto cuando se tiene uno o más ascensores al interior de un recinto.

Mantención y seguridad

Son palabras totalmente distintas pero que son sinónimo de seguridad y confianza. Adjetivos clave cuando se trata de transporte vertical.

Pero a lo hablado hasta aquí la certificación de ascensores es vital, sobre todo en edificios más antiguos, donde hay máquinas que solo por su apariencia provocan cierta desconfianza al subirse.

Es cosa de andar por el centro de Santiago y subir a un ascensor muy estrechos y descuidados, sin aparentes señales de mantención. Pero los accidentes no miden lugar ni hora. Solo suceden. Lo cierto es que estas máquinas en mal estado se pueden hallar en cualquier comuna.

Si su edificio necesita certificación de ascensores, puede asesorarse con CDEACH. Para mayor información puede visitar https://www.certificaciondeascensoreschile.cl/